De Ranong a Kawthaung. Cruzando la frontera de Tailandia a Myanmar

Una nueva aventura estaba a punto de comenzar. El primer episodio, cruzando de Ranong (Tailandia) a Kawthaung (Myanmar) y primeras impresiones sobre la antigua Birmania.

 

Llegada República Unión Myanmar

 

Llegada a Ranong – Día 0

Después de 6 horas y 225 bahts (5.6€) de autobús, llegué a Ranong. Es el tiempo y dinero que cuesta llegar desde Phuket (terminal de bus 2) a Ranong, la última ciudad que vería en Tailandia antes de cruzar a Myanmar.

¿Por qué elegí la ciudad más al sur de Myanmar para cruzar? Era la entrada más cercana que tenía y la más desconocida según había leído en Internet (que es nada, porque no había nada de información 😮 ). Así que era una buena oportunidad para descubrir nuevos lugares.

Esa noche me quedé en una pensión, Kiwi Orchard, cerca de la estación de autobús de Ranong por 200 bahts (5€) la noche en una habitación doble. El sitio… muy muy de batalla pero suficiente para un día.

En cuanto me acomodé un poco, empecé a investigar qué iba a hacer en Myanmar, qué itinerario iba a seguir y esas cosas que se suelen planear con algo de tiempo pero yo aún no había hecho.

Empecé a sentir unas mariposas en el estómago. Miedo a lo desconocido o la curiosidad por llegar a un país recientemente abierto al turismo (y no totalmente, ya que todavía hay muchas zonas cerradas). No sé porque sería, pero el caso es que las mariposas estaban ahí.

 

Vi un itinerario por tierra bastante claro desde Kawthaung (la ciudad más al sur de Myanmar) hasta Hpa-An (una pequeña ciudad cerca de Mae Sot, la entrada al país más popular desde Tailandia). En el camino pasaría por ciudades como Myeik (Mergui), Dawei (Tavoy) y Mawlamyine (Mawlamyaing).

Antes solo era posible visitar estas ciudades por aire o con ferry, y Google todavía piensa eso 😮 No te muestra ninguna opción para hacer el recorrido por tierra. Pero cuando fui en noviembre de 2016 ya era posible hacerlo así.

 

Kawthaung Hpa-An Google Maps

 

De Hpa-An en adelante, ya iría viendo que ruta seguir.

 

De Ranong a Kawthaung. Cruzando la frontera – Día 1

Me levanto a las 9 am, fuera estaba soleado, la mejor forma de empezar el día 😉

Decidí ir hasta el puerto a pie y ver que se cocía por Ranong antes de cruzar la frontera a Myanmar. Según Google iba a ser un paseo de 50 minutos. La ciudad ha crecido alrededor de los servicios típicos y necesarios que hacen falta en toda frontera. Toda la gente con la que hablaba me preguntaba si iba a hacer un “visa run”. Parecía que nadie entraba a Myanmar por esta ciudad y qué todos los extranjeros iban a renovar su visa tailandesa.

La ciudad tiene su encanto pero a la vez no tiene nada especial que ver, algunas zonas residenciales interesantes, algún que otro río y una pequeña tienda dónde por 50 bahts (1.25€) me di el último capricho antes de cruzar la frontera 🙂

 

Pizza en Ranong

 

Río Ranong Tailandia

 

Calle Ranong

 

Tras 25 minutos caminando con la mochila y el sol mañanero pegando fuerte, me empecé a arrepentir de la decisión de ir al puerto a pie. Justo después de un par de minutos, un militar se acercó a preguntarme dónde iba. Le dije que al puerto y se ofreció a llevarme en su moto. ¡Justo en el momento perfecto! 😉

Llegué allí, me sellaron el pasaporte con el sello de salida de Tailandia y busqué el modo de cruzar a Myanmar. Después de negociar un rato, conseguí que me llevaran por 100 bahts (2.5€, me estaban pidiendo 300 bahts, ¡el triple!). El puerto estaba bastante ajetreado y había bastantes barcas ofreciendo cruzar.

 

puerto embarcadero Ranong

 

Una vez en la barca, empecé a hablar con la gente. Había como otras 20 personas y todas ellas iban a hacer un “visa-run” a Myanmar. Yo era el único de los que iba a cruzar que se iba a quedar en el país.

La barca zarpó hacia Myanmar. Tras 30-40 minutos llegamos allí. Yo tenía mi e-Visa (por la que había pagado previamente 50 eurazos), así que no tenía que pagar nada más (deja bien claro esto en la frontera, me pidieron 10 dólares que sólo debes pagar si vas a hacer la visa-run) y ya tenía un nuevo sello en mi pasaporte 🙂

Era la 1.30 pm (en Myanmar es media hora menos que en Tailandia) y tan pronto como me pusieron el sello, un guía con un perfecto inglés empezó a hablar conmigo. Qué cuáles eran mis planes, si quería pasar la noche en Kawthaung y esas cosas.

Le dije que aún no tenía ni idea de qué iba a hacer y que si había algo para ver allí. Me dijo que algunos miradores, pagodas y el mercado nocturno, pero que el alojamiento era bastante caro. Así que decidí ir a la siguiente ciudad, Myeik.

 

¿Primer timo?

El chico fue muy simpático. Me acompañó a comprar el ticket de autobús (al final era una furgoneta para 9 personas) que costaba 25.000 kyats (17.35€) por 12 horas de viaje y ¡sólo 250 kilómetros! 😮 Ya me empecé a imaginar cómo iba a ser el viaje que me esperaba.

Aquí debajo os dejo una foto que saqué con los precios desde Kawthaung a otros destinos.

 

Precios buses Kawthaung otros destinos

 

También me llevó con la moto para sacar algo de dinero. Conseguí hacerlo en el cuarto cajero que probamos, el resto no funcionaban… ¡y por cierto! Hay una comisión de 6.500 kyats (4.5€), cada vez que saques dinero.

Había leído que en 2013 no había cajeros disponibles en Myanmar pero ya no hace falta preocuparse por eso. En 2016 vi cajeros en casi todos los lugares donde fui, aunque no siempre funcionaban.

Después de todo esto, también me acompañó a un restaurante. Allí vi la oportunidad de preguntarle algunas palabras básicas en birmano. Gracias (tezu timbade), hello (mingalabar) y cuánto cuesta (bee lau le). Fácil y básico para empezar 😉

 

Mirando hacia atrás y pensando sobre este guía que me ayudó, no sé por qué no me esperaba que me pidiese dinero por todo lo que hizo. Al no haber turistas en los alrededores y como todo el mundo fue tan simpático en la frontera, pensé que sería algún servicio gratuito que daban para guiar a los primeros turistas y así desarrollar el potencial que tiene el país. Iluso de mí.

Cuando me ofrece llevarme a dar una vuelta por la ciudad antes de que salga el bus, le pregunté: ¿gratis? Y me dijo que por 35.000 kyats (24.3€). Le dije que eso era demasiado caro y que iría a esperar a la “estación de bus” (comillas ya que eso no parecía una estación de bus, más una agencia que otra cosa).

Cuando me estaba yendo me pidió una propina, 5.000 kyats (3.5€). Le dije que esto no era justo, que su ayuda había sido muy útil pero que me tenía que haber dicho eso antes de llevarme a ningún sitio. Al final le di 2.000 kyats y me fui.

 

Así que si cruzas la frontera por esta entrada, ten cuidado con estos guías tan majos dispuestos a ayudarte que no te harán todos estos favores gratis.

Tras todo esto, caminé un poco por la ciudad antes de ir a la estación.

 

Templo Kawthaung

 

Torre reloj Kawthaung

 

Luego fui a la estación de bus y esperé allí. El bus tenía que salir a las 4 pm así que fui media hora antes. Acabó saliendo a las 5.30 pm (tras unos días en el país me acabaría acostumbrando a estos pequeños retrasos 🙂 ).

Aunque el guía me dijo que ésta era la única estación de autobús en la ciudad, de camino a Myeik vi algunos autobuses reales, de los grandes. Así que creo que tiene que haber alguna estación de autobuses en Kawthaung y que ésta, era una simple agencia de la cual los guías se llevaban algo de comisión.

Si tienes algo de tiempo en Kawthaung, te animo a que eches un vistazo por los alrededores, intentes encontrarla y nos lo cuentes debajo en los comentarios. ¡Seguro que el precio sale más barato! 🙂

 

Primeras sensaciones sobre Myanmar

Mientras esperaba al bus, empecé a notar cómo iba a ser el viaje en Myanmar. Todos los niños saludándome, un travesti guiñándome un ojo y todo el mundo mirándome como si viniese de otro planeta. Empecé a entender un poco cómo se siente Cristiano Ronaldo al salir a la calle.

Al mismo tiempo, en una tienda de móviles tenían la música a todo volumen. Parecía más una discoteca que otra cosa, especialmente cuando los dependientes salieron a la calle a bailar algunas coreografías (más tarde me enteraría que el mercado de móviles está en pleno auge en Myanmar y un puñado de compañías intentan atraer la atención de los clientes con cualquier tipo de espectáculo).

Finalmente llegó el bus/furgoneta.

El viaje era de unas 12 horas, así que tenía que llegar a Myeik sobre las 5.30 am.

 

Si quieres saber cómo fue el viaje, ¡no te pierdas el siguiente capítulo de “Diario de Myanmar”! Te aseguro que el viaje en sí mismo fue toda una experiencia.

Puedes registrarte aquí debajo. NO SPAM, lo prometo 😉

 

Sergio Molino

¡Eyyyy! Soy Sergio, un tipo de ventipico años, curioso, aventurero y amante de la innovación, nuevas ideas y, por supuesto, de Ambitious Tracks ;) Únete a nuestra aventura!

One thought on “De Ranong a Kawthaung. Cruzando la frontera de Tailandia a Myanmar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *