Bugsolutely y su producto estrella. ¡Pasta de grillo! – Startup de la semana

Bugsolutely es una startup tailandesa que fabrica lo que podríamos calificar de un súper-alimento. Pasta con un 21.7% de proteínas. ¿El secreto? ¡Utilizan harina de grillo!

 

bugsolutely logo

 

Primeros días en Asia. La primera parada es Tailandia, más concretamente su capital, Bangkok. Aquí escribo qué hice y algunos consejos sobre cómo sobrevivir en esta mega-urbe que no te dejará indiferente.

Allí conocería a la primera startup de la semana que hacíamos en Asia. Como hito especial que era, teníamos que buscar algo peculiar e innovador, y lo hemos conseguido.

¿¿¿Pasta de grillo??? Sí. Yo también me quedé con la misma cara que tienes ahora mismo cuando oí hablar de este concepto. Una mezcla entre asco, curiosidad e incredulidad. Así que vamos a conocer un poquito más qué hay detrás de todo esto.

 

Fundadores Startup        Idea Startup        Ecosistema empresarial país

Proceso Startup        Futuro Startup        8-consejos

 

¿Quién está detrás de Bugsolutely y su súper-alimento?

Pasta e Italia son dos conceptos que suelen ir de la mano. En este caso no podría ser diferente. El fundador de Bugsolutely es Massimo Reverberi, de 50 años, nacido y criado en Milán.

También estudió en Milán la carrera de administración de empresas. Tras 3 años trabajando en una de las mayores agencias de publicidad del país, fundó con otros socios Prima Pagina, una agencia de marketing que llegó a facturar 5 millones de € anuales.

A finales de 2012, vendió sus acciones en la compañía y dejó Italia en busca de nuevas oportunidades de negocio en el Sudeste Asiático, principalmente en Tailandia.

 

Massimo Reverberi fundador bugsolutely

 

Con la crisis era muy difícil hacer negocios en Italia, la bonanza de otros años ya había pasado e iba a tardar en volver. Además sentía que quería un cambio y probar cosas nuevas.”

Antes de que surgiera la idea estuvo viajando dos años por Tailandia, a la vez que se  embarcaba en varios pequeños proyectos.

El primer año estuvo colaborando con un amigo en una actividad de exportación e importación y el segundo año realizó un plan de negocio que al final no tuvo éxito.
 

¿Cómo surge la idea de la pasta de grillo?

El tercer año que estuvo en Tailandia, fue cuando apareció la oportunidad.

Un amigo le había pedido que hiciera una investigación sobre las propiedades de los grillos para aplicaciones medicinales. No como alimento en sí mismo, aunque él lo vio claro.

Cualquiera que descubre la posibilidad de hacer comida con insectos se queda fascinado. Las propiedades nutritivas son increíbles y es una fuente de proteínas animales mucho más sostenible que las proteínas que vienen de cualquier mamífero o ave.”

Aquí te dejo unas infografías (en inglés) con datos concretos de los diferentes tipos de impactos medioambientales de cada fuente de proteínas.
 

Agua (en litros) y alimento (en gramos) necesarios para conseguir un kg de proteínas de cada fuente animal

 

Consumo recursos fuente proteínas infografía

 

Terreno necesario (en metros cuadrados de terreno cultivable) para conseguir un kg de proteínas de cada fuente animal

 

Área terreno necesaria criar fuente proteínas infografía

 

Emisiones de gases invernadero (en gramos) por cada kg de proteínas de cada fuente animal

Gases efecto invernadero fuente proteínas infografía

 

Los números hablan por sí solos. Especialmente impactante es la diferencia en la emisión de gases invernadero y el consumo de agua.

 

“Es curioso cómo en occidente nos hemos olvidado de esta opción. Sobre todo cuando te paras a pensar que hay más gente en el mundo que come insectos que gente que no los come.

Comemos algas, cualquier parte del cerdo, caracoles, todo tipo de moluscos  y sin embargo, nos sorprendemos ante la idea de comer insectos.

Una vez que superas la barrera psicológica, se trata de una comida como otra cualquiera. Creo que puede ser el terror al sabor que pueda tener y al aspecto, aunque un caracol no sea mucho más bonito.

La gente se imagina una experiencia extrema pero al probarlo, y ver que a pesar de ser un sabor diferente, no es nada perturbador, los prejuicios quedan eliminados de un plumazo.

En China han superado en gran parte los prejuicios sobre el jamón o el queso, así que estoy convencido que en occidente también seremos capaces de superar los prejuicios contra los insectos.

 

En este punto, Massimo ya tenía claro los beneficios de comer insectos, pero era consciente de que para que fueran aceptados en occidente, tenían que ser presentados de un modo más atractivo.

Es así como decidió que la solución era hacer pasta con harina de grillo. El insecto estaría camuflado en un alimento usado habitualmente en occidente, que sería el principal mercado del producto.

Te dejo aquí  un interesante vídeo (en inglés) donde se habla de por qué los insectos son el alimento del futuro.

 

 

¿Cómo es montar una start-up en Tailandia sin ser tailandés?

“Asia es un mundo completamente diferente para emprender, no se puede comparar con América o Europa. Todo funciona muy diferente, las lógicas de los procesos, la forma de ser de las personas y también los mecanismo burocráticos.

Dentro de Asia cada área tiene sus particularidades también. En América latina por ejemplo, aunque sea una región muy amplia al final las lógicas funcionan en modo similar en todos los países.

Tailandia es un caso especialmente particular al no haber sido nunca colonizada por un país occidental. Por ejemplo en Myanmar, a pesar de ser un país muy particular también, las leyes están basadas en las leyes británicas lo que hace que el entorno sea más familiar para los occidentales. Pasa lo mismo en Vietnam y Camboya con las leyes francesas.

 

bangkok skyline

 

En Tailandia los únicos contactos exteriores que han tenido han sido comerciales, con una importante influencia china, alguna comunidad india y grandes inversiones japonesas, pero según mi experiencia continúan siendo muy suyos.”

 

Hasta donde tenía entendido, en Tailandia siempre hace falta un socio nacional para emprender un negocio, y en ningún caso la parte extranjera puede superar el 49% de la propiedad del negocio.

Sin embargo, Massimo posee el 100% de Bugsolutely. Le pregunté la razón.

“Hay 3 casos en los que esa regla no se cumple.

El primero es dependiendo de la categoría del negocio. Algunas categorías pueden ser automáticamente empresas de extranjeros. Otras categorías tienen que pedir ciertos permisos pero es factible conseguirlo.

El segundo caso son las compañías de exportación-importación, que sería mi caso. Yo fabrico el producto en Tailandia pero no lo vendo aquí. Lo que me permite tener el 100% de la compañía.

El tercer caso es si eres estadounidense. Tailandia tenía un tratado particular con Estados Unidos que les permitía prescindir de socios tailandeses para abrir negocios. Aunque en la teoría el tratado se ha terminado, en la práctica sigue vigente. Todo apunta a que tarde o temprano los estadounidenses acabarán teniendo el mismo estatus que el resto de extranjeros.”

 

¿Cómo se llega de la idea al producto final, la pasta de grillo?

La idea la tuvo a principios de 2015 y el producto final estaba listo a principios de 2016.

El proceso consistió básicamente en seleccionar los proveedores de harina de trigo, harina de grillo y una empresa que procesara el producto e hiciese la pasta.

“La harina de trigo viene de Australia. Es más cara que la que viene de, por ejemplo China, pero tienen unos estándares de seguridad alimentaria similares a los de Europa y América, así que me decidí por ésta. En los productos alimenticios no se puede correr ningún riesgo con la seguridad del consumidor final.

Al margen de éste, el resto de proveedores son de Tailandia. Tanto los proveedores de las cajas, procesado y fabricación de la pasta y la harina de grillo. Tailandia es el mayor productor del mundo de insectos comestibles, así que éste es el sitio idóneo para fabricar nuestra pasta de grillo.”

Pasta grillo paquete Bugsolutely

Le pregunto a Massimo sobre la reacción de los proveedores ante su propuesta de fabricar pasta de grillo y me asegura que no se sorprendieron demasiado y que estaban contentos de hacer el experimento y ver cómo funcionaba.

“Sobre problemas y errores durante el proceso de producción diría que no ha habido nada catastrófico que resaltar. Los típicos problemas que puedes tener en economías emergentes: burocracia no demasiado eficiente y lenta y falta de personal cualificado.

Pero en general todo ha fluido bien. El reto comienza ahora. Toca vender el producto.

 

La entrada en los supermercados no es fácil. No sólo para nosotros, estoy en contacto con más gente que tiene algún producto procesado basado en insectos y a ellos también les está costando.

El mercado en general aún es muy pequeño, estaremos hablando de pocos millones de dólares al año aún. Pero todos los actores del mercado somos optimistas. Una vez que la gente descubre las propiedades nutricionales de los insectos y que es la proteína animal más sostenible de producir, la gente empieza a abrir su mente.”

 

En este pequeño mercado solo hay dos empresas que venden unas cantidades de producto interesantes, unas decenas de miles de barritas energéticas, Entomo Farm y Exo Protein.

Me comenta Massimo que hay dos empresas que hacen galletas, una en Canadá y otra en California, y que otra más en California está haciendo patatas fritas con harina de grillo. En Europa también empiezan a surgir startups que apuntan a este mercado.

 

“En general al mercado le falta variedad de productos, hay solo 4-5 tipos de productos basados en insectos. Además especialmente en Estados Unidos los precios finales son muy altos, lo que es un obstáculo para hacer llegar estos productos al terreno del gran consumo.”

No sólo el reducido tamaño del mercado es un problema, aparecen otros retos en el camino.

“Del mercado potencial de Bugsolutely, Europa es la mitad del pastel y hasta mediados de 2018 no será accesible por razones legales.

En Octubre de 2015 el Parlamento Europeo votó a favor de una nueva regulación que diera luz verde a la introducción de insectos comestibles, pero llevará su tiempo. Algunos países europeos ya han aprobado regulaciones a favor de los insectos comestibles.”

 

Aquí te dejo un interesante artículo (en inglés) que escribió el propio Massimo sobre la situación legal del consumo de insectos en algunos países.

Actualmente trabajan 3 personas en Bugsolutely, principalmente dedicadas a labores de marketing. Sus principales acciones son mediante redes sociales y creación de contenido para publicar en otros medios de comunicación.

 

En cuanto al canal de ventas para la pasta de grillo, Massimo lo tiene claro.

“Ya estamos vendiendo online, pero no creemos que éste sea el canal adecuado. La gente no está interesada en pagar 5.90$ por el producto y hasta 12$ por los gastos de envío. Este es un producto que tiene que venderse en los supermercados, para que los costes de distribución se reduzcan y los precios finales sean razonables.

Aún no sabemos el precio que habrá en los supermercados, dependerá de las cantidades que se produzcan y vendan, pero la cifra podría estar sobre los 3-4$ el paquete. Hay que tener en cuenta que la harina de grillo es cara. En Tailandia cuesta entre 16-26$ el kilogramo.”

 

A finales de 2016 vieron las primeras señales de que existe demanda real para su producto.

“Hemos mandado unos envíos a pequeños clientes en Japón, Corea del Sur y Nueva Zelanda. Estoy muy contento de haber tenido esas primeras ventas pero luego a los distribuidores les cuesta colocar el producto. Hicieron pedidos pequeños, unos centenares de paquetes. Al haber costes de envío fijos, el precio final del producto es alto.”

 

¿Cómo se presenta el futuro para Bugsolutely?

“El futuro se presenta muy emocionante.

Tenemos que conseguir entrar en los supermercados, esa es la prioridad.

Tenemos como mercados objetivos Estados Unidos y Reino Unido, ya estamos buscando distribuidores allí. Cuando en la UE se solucionen los temas legales, aterrizaremos allí también.

A día de hoy, unas 4.000 personas visitan nuestra web mensualmente, principalmente de  Estados Unidos y Reino Unido, así que estamos convencidos de que existe interés por nuestro producto.

 

Además de entrar en los supermercados, Bugsolutely tiene otra importante tarea por delante.

“Por el momento toda la financiación ha sido propia. Calculo que habré aportado unos 50.000€ hasta el momento.

Ahora estamos buscando inversores, pero estamos en una situación bastante peculiar. No somos una empresa interesante para los “business angel, ya que estos tienden a apoyar proyectos para pasar de la idea al producto, y nosotros el producto ya lo tenemos.

Por otro lado, los fondos de capital riesgo buscan invertir en startups, que aunque no sean rentables, al menos tengan una base de usuarios fuerte o que tengan unos ingresos interesantes, situación en la que no nos encontramos tampoco.

Además con 30.000-50.000$ que nos podría dar un “business angel” tampoco podríamos marcar la diferencia. La cifra que nos hace falta es más la de un fondo de capital riesgo, que si demostramos que hay mercado y tenemos algún acuerdo con distribuidores nos podría fácilmente dar unos 500.000$.”

 

A pesar de tener muchos retos por delante, Massimo desprende una gran seguridad y actitud positiva para afrontar el futuro.

Investigo un poco las previsiones sobre el mercado de insectos comestibles y la verdad es que los números son para ser optimista.

Según el análisis de GMI, los ingresos globales provenientes de productos derivados de insectos, alcanzarán los 522 millones de dólares en 2023.

Arcluster, otra compañía de investigación de mercados, prevé unos ingresos globales aún mayores, de 1.500 millones de dólares en 2021.

El apoyo por parte de varios gobiernos de la UE, Suiza y Corea del Sur, junto con el apoyo de organizaciones internacionales como FAO (información muy interesante, inglés), son las principales razones detrás de estos números tan prometedores.

 

¿Algún consejo para otros emprendedores?

Aunque Massimo me comenta un consejo específico para emprender en Tailandia, es sin duda algo aplicable a cualquier país en mayor o menor medida.

“Nosotros no vendemos en Tailandia, así que para Bugsolutely es diferente. Pero si tu mercado va a estar en Tailandia, desarrollar relaciones personales es crítico para tener éxito aquí. Los negocios siempre se mueven en el terreno personal y en base a las relaciones.”

 

Con este consejo acabamos la entrevista. Antes de irme Massimo me regala un paquete de pasta de grillo y me anima a que la pruebe y le comente la experiencia.

¡Reto aceptado!

Unas semanas más tarde y junto con otros dos amigos, nos ponemos a cocinarla.

 

Cocinar pasta grillo bugsolutely

 

Berenjenas, tomate triturado, champiñones y queso. ¡La pasta estaba lista para degustar!

 

Pasta grillo lista comer bugsolutely

 

El veredicto… ¡que está muy buena! En apariencia parecía pasta integral y el sabor, a pesar de ser diferente al de la pasta tradicional, es muy agradable. Definitivamente no fue una experiencia extrema.

Así que fuera los prejuicios y cuando te encuentres pasta de grillo en tu supermercado habitual no dudes en probarla. ¡Tu cuerpo y el planeta te lo agradecerán!


Esto es todo por el momento, la semana que viene seguimos en Tailandia. ¡Si no te quieres perder la joyita que te vamos a traer, déjanos tu email aquí debajo!

 

Sergio Molino

¡Eyyyy! Soy Sergio, un tipo de ventipico años, curioso, aventurero y amante de la innovación, nuevas ideas y, por supuesto, de Ambitious Tracks ;) Únete a nuestra aventura!

4 thoughts on “Bugsolutely y su producto estrella. ¡Pasta de grillo! – Startup de la semana

  • Febrero 13, 2017 at 8:27 pm
    Permalink

    Muy interesante. Una empresa totalmente diferente a lo que estamos acostumbrados los amantes de las “startups”.

    Reply
    • Febrero 16, 2017 at 5:49 pm
      Permalink

      Muchas gracias Aep! Me alegra que te haya gustado la elección, sin duda es un caso curioso pero muuuy interesante y que puede tener un gran impacto. Abrazos!

      Reply
    • Marzo 6, 2017 at 6:46 am
      Permalink

      ¡Muchas gracias Iván! ¡Cuando encontré esta startup me flipó! No tenía ni idea de que existiera este movimiento de súper-comida basada en insectos y me parece la leche, ¡además de que la pasta estaba muy buena! jajaj Me he leído el link y está muuy interesante también, yo creo que el boom va a ser en los próximos 5 años, el que la UE legisle todo esto seguro que ayuda y el movimiento “super-healthy-eco food” también va pegando fuerte. Toca ver si a nuestros hijos les daremos algún grillito para merendar en vez de unos donetes jajaj

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *