Myeik. ¿Qué hacer en una ciudad donde pensarás que eres el único viajero?

El segundo episodio de la serie “Diario de Myanmar” es sobre los días en Myeik, qué hacer y ver en esta ciudad, y algunos trucos para ahorrarte algo de dinero.

 

Torre reloj Myeik Mergui

 

De Kawthaung a Myeik. Sí, sobreviví – Día 2

Como ya conté en el anterior episodio (De Ranong a Kawthaung. Cruzando la frontera de Tailandia a Myanmar), el viaje desde Kawthaung fue toda una experiencia en sí mismo. Precioso el paisaje, pero no tardé en entender por qué recorrer 250 kilómetros nos iba a llevar unas 12 horas.

La carretera era como “un camino de cabras” con hoyos y baches durante toooodo el viaje. Si por algún casual te mareas en los viajes por carretera o no tienes el cuello de Fernando Alonso (igual exagero un poco aquí, pero mi cuello no estaba al 100% después del viaje), te aconsejo que mejor uses el avión.

Tras parar unas 4 veces (en las que todos los que estaban en el minibús se empeñaban en comprarme dulces), esquivar unas 20 vacas, hacer 1.000 curvas, trillones de baches y dormir una media hora… ¡Llegamos a Myeik!

 

Cuando sientes que la principal atracción de la ciudad eres TÚ

El minibús me llevó a un par de moteles para mirar precios y sobre las 6.30 am ya estaba en el que sería mi campamento base los siguientes 2 días.

El motel se llamaba Kyai Pyan y pagué 15.000 kyats (10.25€) por una habitación doble con baño por noche, la más barata que pude encontrar (o eso es lo que pensaba, sigue leyendo 😉 ).

Dormí unas pocas horas y fui a merodear por la ciudad.

¿Por dónde empezar? Buena pregunta. Aquí te dejo algunos de los sitios en los que estuve.

 

Mapa ciudad Myeik Mergui

 

Empecé por la calle Kan Nar a lo largo del Puerto. Según el mapa parecía la calle/carretera principal.

 

Puerto Myeik

 

El puerto estaba muy sucio y lleno de basura. Caos, bocinas y TODO el mundo me miraba, cuando digo todo el mundo, no me refiero a un par de personas. Absolutamente todo el que me cruzaba me hacía un escaneo de arriba abajo. Era bastante incómodo, demasiada gente observando al mismo tiempo todo lo que hacía. Supuse que este sentimiento de incomodidad era normal al principio y que me iría acostumbrando.

¿Ves cómo mira el señor de la derecha? Pues así tooooodos, podía sentir una mezcla de extrañeza y curiosidad en sus caras.

 

Imágenes Myanmar Birmania Calle Myeik

 

Del puerto me fui a zonas menos abarrotadas. Pude ver el estilo colonial de muchos edificios pero bastante mal conservados, aun así me pareció muy interesante. En la época de la colonización británica, Myeik era un importante enclave estratégico.

Quería haber tomado más fotos pero me seguía sintiendo muy observado, lo que no me hacía sentir demasiado cómodo, así que no tomé tantas fotos como me hubiera gustado.

 

Casas estilo colonial Myeik

 

Quiero enfatizar que en ningún momento sentí que estuviera en peligro o nada del estilo, simplemente estaba agobiado por la situación. ¡Era la primera vez en mi vida que despertaba tanta atención! 😮

Más tarde en el viaje, estaría en situaciones similares y las disfruté increíblemente, acabé descubriendo que sólo tenía que sonreír cuando me mirasen fijamente y ellos me devolverían una ENORME sonrisa de vuelta, sin importar cuan serios pudieran parecer. ¡El mayor activo de este país es, sin duda, sus personas!

 

Más tarde fui a la pagoda Buu, en la calle Bo Kyoke. No había nadie por allí, solo unos pequeños aprendices de monje jugando. Estuvo bien tener unos minutos de relajación después del primer contacto puro con la ciudad.

 

Templos aprendices monje jugando Myeik Myanmar
 

La pagoda Thein Taw Gyi, ¡LA MEJOR PUESTA DE SOL DE MYEIK!

Cuando acabé de comer, el sol ya estaba poniéndose así que fui a la pagoda más famosa de la ciudad, Thein Taw Gyi, para ver la puesta de sol. Unos cuantos peldaños, llegué arriba y… ¡WOWWW! Eso es lo que salió de mi boca. La pagoda era bonita, pero la puesta de sol era brutal. Una de las mejores que he visto en mi vida.

Podía ver toda la ciudad, el puerto, algunas de las islas del archipiélago de Mergui/Myeik y todo ello con un cielo que parecía arder. La calidad del vídeo es algo pobre, pero te puedes hacer una idea 😉

 

 

En este momento sentí realmente la magia de viajar. Pocos minutos antes y con toda la marabunta de sensaciones que tuve, me estaba preguntando por qué demonios no había empezado por Yangón o Mandalay, o cruzar la frontera por un lugar donde hubiera más turistas para no sentirme taaan “observado”. Pero después me encuentro con esta vista.

La parada en Myeik mereció la pena sólo por esos minutos que pude pasar ahí. De repente, y en un instante, me sentí aliviado con la elección de la ruta y con mucha más energía y ganas de seguir explorándola.

Ya se había hecho de noche, exprimí los últimos minutos y me volví al motel.

Suficiente para el primer día, muchos sentimientos encontrados y nuevas experiencias. Definitivamente viajar en Myanmar no tenía nada que ver con viajar en Tailandia, esto se iba a parecer más a una montaña rusa de emociones.

Tiempo de descansar y planear el siguiente día.

 

Reconciliación con Myeik – Día 3

Este día fue la reconciliación oficial con Myeik. Después de un tenso primer encuentro acabaríamos haciendo las paces y hasta gustándonos 🙂

El día comenzó más tarde de lo esperado, me quedé sopa. Sobre las 11.30 bajé a la recepción para alquilar una moto (Nota: no tenían scooters, sólo motos con marchas). Medio día costaba 5.000 kyats (3.40€) y el día completo 8.000 kyats (5.45€), con medio día me bastaba.

Ya con la moto, fui a visiar más pagodas y ver los alrededores de la ciudad. Paw Daw Mu fue la primera, nada WOW pero la vista era bonita y el camino hasta llegar allí bastante interesante también.

 

Paw Daw Mu pagoda Myeik

 

Un monje se me acercó y me dio una botella de agua. El sol estaba pegando fuerte y se dio cuenta de que no tenía nada para beber. ¡La gente es demasiado simpática en este país!

 

Merodeando por el río Tanintharyi

Tenía planeado llegar hasta la parte norte del río Tanintharyi (mapa en breves), a 15 kilómetros de la ciudad. Por el camino encontré, ¿adivina qué? ¡Otra pagoda! Pero esta era más impresionante que la anterior así que paré unos minutos por allí.

 

Pagoda sin nombre Myeik Myanmar Birmania

 

¿El nombre? Muy buena pregunta… No estaba en Google Maps ni en MAPS.ME. No vi ningún cartel con algún nombre que pudiera entender. Sin embargo, siguiendo la carretera Ba Ho desde Myeik hacia la parte norte del río es fácil verla.

Continué hasta que llegué al río. La vista era bastante impresionante pero lo más interesante fue un pequeño pueblecito en una de las orillas del río, Kyauk Phyar.

 

Río Tanintharyi Myeik

 

Aparqué la moto y bajé al pueblo. Muuuchos niños saliendo del colegio y yendo a jugar al río. Parecían bastante sorprendidos de verme ahí y los más valientes se acercaron a mí moviendo sus pequeñas manos y diciendo “hello hello”. Luego continuaron su camino con unas increíbles sonrisas en sus caras.

Aquí debajo puedes ver el itinerario que seguí fuera de la ciudad.

 

Mapa alrededores Myeik Mergui

 

Con el estómago lleno de comida picante me dirigí de vuelta a la ciudad.

Conduje de norte a sur por el Puerto. En la parte norte había un moderno centro comercial que no pegaba nada con el resto de edificios de la ciudad. También había unos carteles anunciando la construcción de apartamentos de lujo y villas. Es fácil imaginar que la ciudad no tendrá nada que ver con lo que es ahora, en unos 5 años. El potencial de esta región es bruuutal gracias a las increíbles islas que hay en los alrededores.

Sí, éstas son las islas. ¡Uno de los pocos lugares en el mundo con estos recursos naturales totalmente vírgenes!

 

 

Seguí después por barrios más residenciales en la parte sur de la ciudad. Mucha pobreza por aquí… basura, un canal con unos colores y olores bastante sospechosos y una infraestructura muy muy pobre, muchas casas de bambú y algunas de ladrillo pero medio derruidas. Los contrastes del país se hacían muuy patentes en este barrio.

No fue nada agradable ver todo eso… así que fui a un sitio más tranquilo a pasar el rato, el lago Yay Kan Baung, justo en medio de la ciudad. Era como un oasis en medio de la ruidosa ciudad. El lugar perfecto para dejar la mente en paz y “vacía” durante un rato. Y el cielo completaba la bonita imagen.

 

Lago Yay Kan Baung Myeik

 

¿Última parada del día? Thein Taw Gyi, la pagoda donde, el día anterior, había disfrutado de esa mágica puesta de sol. De nuevo, increíble.

 

Consejos útiles para ahorrarse unas monedas en Myeik

Mientras disfrutaba de otro atardecer, un chico birmano se acercó a hablar conmigo, era guía turístico y ¡me dio algunos muy buenos consejos para futuros viajeros en Myeik!

Yo pensaba que estaba durmiendo en el sitio más barato pero resulta que por 13.000 kyats (8.85€), era posible conseguir una habitación en el “Royal Myeik guest house”. También me dijo que los tours a las islas eran más baratos los domingos, 60$ en vez de 100$ que costaban durante la semana (todavía fuera de mi presupuesto).

A mi pregunta: ¿soy el único turista en Myeik? Se estuvo riendo durante un rato y luego me dijo que no, pero que la mayoría (un grupo de 15) se alojaban en el “White Pearl guest house” (14.000 kyats, 9.55€ la noche, todavía más barato que mi motel). Para más información, ahora somos amigos en Facebook, así que dime si quieres el contacto 😉

 

Estuve disfrutando el último paseo por la ciudad antes de llegar al motel. Al día siguiente me tocaba seguir el viaje para llegar a Dawei, así que sería un laaargo día, tocaba descansar bien.

Suficiente tiempo en Myeik, me hubiera gustado hacer algún tour por las islas pero costaba demasiado, así que ya lo haré cuando mejore la infraestructura y sea más barato o yo sea más rico, ¡esperemos la segunda! 😉

El balance general de la ciudad es positivo y espero volver de nuevo. Estoy seguro de que no me olvidaré fácilmente de esta ciudad, no por la ciudad en sí misma, sino por la montaña rusa de emociones que viví allí.

 

Puesta sol puerto Myeik

 

Viaje en minibús de Myeik a Dawei. ¡Empezando a temblar! – Día 4

El día empezó con algo de estrés, me volví a quedar sopa. El minibús a Dawei me tenía que recoger a las 5.30 am en el motel y me desperté a las 5.45 am 🙁 ¡Qué mala suerte! Estoy seguro de que sabes lo que se siente.

Hice la maleta en 5 segundos y bajé corriendo. Justo cuando llegué abajo apareció el minibús y pude respirar tranquilo. ¡Estos son los momentos en los que más disfruté de la impuntualidad de Myanmar!

El viaje costaba 12.000 kyats (8.20€) por 6 horas de Myeik a Dawei. Había entendido el día antes que eran 10.000 kyats (6.80€) pero estaba demasiado dormido para protestar y pagué los 12.000 sin discusión. Los autobuses de línea costaban 8.000 kyats pero tardaban 2 horas más. Ya había tenido suficiente con el viaje de Kawthaung a Myeik, así que fui a lo “cómodo”.

Empezó el viaje, estábamos 3 en la misma fila de asientos, lo que habría estado bien si no fuera porque éramos 3 personas grandes/altas. El hombre de en medio luchaba con todas sus ganas por encajarse en el hueco que le habíamos dejado, y la mejor forma de hacerlo era levantar sus brazos y ponerme el sobaco en la cara, maravilloso. Parecía que iba a tener otro peculiar viaje por delante.


¿Tienes curiosidad por los días en Dawei? Sin duda alguna, esa fue mi parte favorita de todo el viaje. Playas totalmente salvajes y gente increíblemente acogedora, ¡brutal! ¡Apúntate aquí debajo si te gusta la aventura, lo mejor está por llegar! 😉

 

Sergio Molino

¡Eyyyy! Soy Sergio, un tipo de ventipico años, curioso, aventurero y amante de la innovación, nuevas ideas y, por supuesto, de Ambitious Tracks ;) Únete a nuestra aventura!

5 thoughts on “Myeik. ¿Qué hacer en una ciudad donde pensarás que eres el único viajero?

  • Pingback: Dawei y las Playas de sus Alrededores. ¡Los Mejores Días en Myanmar!

  • Junio 17, 2017 at 2:40 pm
    Permalink

    Buenas Sergio, me gustaría que me pasaras el contacto del chico birmano con el que estuviste en Myeik. Voy a pasar unas tres semanas en Birmania en octubre y me gustaría dejar unos días para disfrutar de playita al final del viaje, y creo que Myeik y el archipiélago (si seguimos con pasta) puede ser buena opción. ¿Alguna recomendación sobre alguna zona en particular? he visto que disfrutaste mucho en Dawei. Tengo pensado bajar desde Hpa-An a Myeik pero si me dices que las playas de Dawei son una pasada, igual me quedo allí en lugar de continuar bajando
    Muchas gracias. Espero tu respuesta.
    P.D.: me encanta vuestra página. Mi enhorabuena por la última publicación de Borja sobre la IA en epidemiología 😀

    Reply
    • Junio 20, 2017 at 10:31 am
      Permalink

      Holaaa Carmen! Antes de nada mil gracias por esa bonita PD! jajaj ya le he mandado un pantallazo a Borja así que dale por felicitado 😉

      Aquí te dejo el Facebook del guía de Myeik: https://www.facebook.com/lukesmith.linkhine

      Mi recomendación como podrás intuir es 100% Dawei… jajaj pero depende mucho de lo que busques. Lo guay de Dawei es que te permite lanzarte a la aventura a mejor precio y con algo mejor (no mucho) de infraestructura que en Myeik. En Myeik necesitarás guía para ir a las islas además de que es una pastaza… los únicos alojamientos que hay en las islas son resorts de lujo, no esperes encontrar algo barato y acampar está prohibido (si te ven, claro). En Dawei puedes ir sin problema a tu rollo. Para mí los días en Dawei de coger una moto e ir a la aventura a descubrir playas paradisíacas fueron increíbles y muy “of the beaten track”. Los bungalows a los que pongo el link en el post son más asequibles y si sois 2 no os sale mal el bungalow, si no siempre os quedará la hamaca 😉

      En cualquier caso y si vas 3 semanas si que te diría que fueras a un sitio solo de estos 2… ir a los 2 puede ser mucha tralla además del presupuesto. Ya me dirás que decidís al final! Un abrazo enorme y a disfrutar de la aventura 🙂

      Reply
  • Junio 26, 2017 at 11:04 am
    Permalink

    Hola Sergio
    Cómo estás? Buscando info sobre Myanmar he encontrado este blog y me encanta!
    Vamos a pasar 5 días en Dawei del 35 al 30 de julio y como buen conocedor de la zona, te quiero preguntar qué es lo que harías tú en esos cinco días o qué me recomiendas o qué lugares recomiendas.
    Muchas gracias
    Aurora

    Reply
    • Junio 26, 2017 at 11:45 am
      Permalink

      Hola Aurora, muchas gracias y me alegro de que te guste lo que escribimos 😉 Pues en esas fechas el tiempo probablemente os de un poco la lata… :/ para llegar a las playas estas remotas de las que hablo en el post de Dawei hay que ir por caminos y si llueve estarán imposibles muchos de ellos. Una de las playas que tendréis accesible sería la de Maungmagan, hasta esa playa hay carretera y desde Dawei podéis llegar sin mucho problema. Llegar a los bungalows de Paradise beach o Sin Htauk si está lloviendo cada día lo veo bastante peligroso, así que no lo haría. La verdad que en esta época 5 días igual es demasiado tiempo para Dawei ya que lo de ir de playas no será fácil y en la ciudad de Dawei en sí no hay demasiado que ver además de algunas pagodas. Pero todo depende de cómo estén las lluvias por allí. Espero haberte ayudado y disfruta del país! 😉

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *