BEAM. Conectando y apoyando a emprendedores. Startup de la semana

BEAM es una startup que nace para facilitar los inicios a otras startups. Para ello organizan eventos, ofrecen una plataforma online gratuita para acelerar colaboraciones, proporcionan todo tipo de formación y asesoramiento para nuevos emprendedores y dejan que las nuevas startups se nutran de su amplia red de fondos de capital riesgo e “influencers” en Japón, Singapur y Malasia.

Logo BEAM

BEAM es la tercera startup que entrevistamos en Malasia y la última por el momento (ya que tenemos una exclusiva sobre la cuarta que no podemos revelar todavía 😉 ). Conocí a dos de los tres fundadores de BEAM en una cafetería de un centro comercial a las afueras de Kuala Lumpur.

Es curiosa la forma en la que esta entrevista ocurrió. Me uní a la plataforma online de BEAM para poder conectar más fácilmente con startups de Malasia y de repente, Kenneth, uno de los fundadores, me dio la bienvenida a BEAM. Aunque pensé que era un mensaje automático respondí igualmente. Resultó no ser un mensaje automático, y de ahí empezamos a charlar, encontramos nuestros respectivos proyectos interesantes y acordamos esta entrevista.

Ahora que ya sabes cómo comenzó la relación Ambitious Tracks-BEAM, descubramos los secretos detrás de esta startup.

 

Fundadores Startup          Idea Startup          Proceso Startup

Financiación Startup          Futuro Startup          8-consejos

 

¿Quién está detrás de BEAM?

Tres son los fundadores de BEAM: Wallace, Kenneth y Benjamin (por ese orden de izquierda a derecha en la foto). Los tres son de Malasia y están en sus treinta y pocos. Kenneth y Wallace me cuentan un poquito más sobre su vida antes de BEAM.

 

Fundadores BEAM

 

“Yo (Wallace) estudié ingeniería mecánica en Malasia y tras graduarme hice unas prácticas en consultoría. Tras un año allí me uní a un compañero que había empezado una empresa de arquitectura y diseño de interiores. Esto no tenía mucho sentido, ya que a mí siempre me han gustado las cosas que se mueven, pero en aquella época lo veía como una buena oportunidad.

Sin embargo, no encontré mi pasión allí… estaba a cargo del desarrollo de negocio y gestión de proyectos pero sentía que no estaba aportando suficiente valor a mis clientes, así que me fui. Estuve una temporada pensando en qué opciones tenía hasta que conocí a Kenneth en un curso de trading.”

 

Yo (Kenneth) crecí en Malasia pero cuando tenía 16 años me fui a vivir a Japón. Siempre he estado muy interesado en el marketing online y todo lo relacionado con ordenadores y programación.

Cuando me gradué me lancé directamente al mundo de los negocios empezando una compañía sobre educación financiera. Hice esto durante dos años y aunque la cosa iba bien, no me gustaba la dirección que estaba tomando el negocio, así que vendí mis acciones y me fui.

Con el dinero que conseguí, me hice “angel investor” y bueno… acabé perdiendo todo lo que gané con la venta de mis participaciones. Tenía amigos que querían empezar algo, webs y demás, así que pensé: ¿por qué no? Pongamos algo de dinero aquí y aquí… y todo fue mal.

Más adelante conocí a Wallace y como a los dos nos gustaba invertir en startups y este mundillo en general, decidimos empezar la nuestra. Esto fue en 2013.”

 

De GAPTION a BEAM. Cómo se plantó la semilla

Gaption fue la startup que empezamos juntos (para saber más pincha AQUÍ). Es una red social bastante similar a Snapchat, pero a diferencia de en las redes sociales tradicionales, es posible monetizar tu actividad. Cuanto más contenido creas, más dinero consigues.

Para ser honestos, el objetivo era hacer algo muy similar a Snapchat y que nos adquirieran, pero esto nunca ocurrió. No conseguimos crecer lo suficientemente rápido. Conseguimos 150.000 dólares en la primera ronda de financiación pero no conseguimos levantar nada en la segunda. En el punto álgido de Gaption teníamos 100.000 usuarios, pero estaban muy dispersos por el mundo y muchos acabaron abandonando la plataforma.

 

Gaption

 

Hacia el final de esta startup, bueno, todavía sigue viva, digamos hacia el final de nuestros esfuerzos en esta startup, creamos un evento en Kuala Lumpur para juntar a amigos y emprendedores de la escena startup malaya.

Entrevistamos a gente influyente del país y vinieron unas 80 personas (no esperábamos más de 40). A la gente le encantó y muchos nos empezaron a preguntar cuando sería el siguiente evento. Era diciembre de 2015 y así es cómo empezó BEAM.

Me resultó muy interesante ver cómo una decisión arbitraria, acabó siendo la semilla de lo que acabaría siendo su siguiente startup. Veamos cómo transformaron este evento en una startup rentable en poco más de un año.

 

De “el evento” a una plataforma internacional para emprendedores

“En ese evento, sentimos que habíamos aportado valor a los asistentes. Todos estaban contentos y ya estaban preguntando por el próximo, así que pensamos que podríamos crear una comunidad de emprendedores. Decidimos copiar la parte técnica de Gaption y traerla al mundo de los negocios, creando una red social para empresas y startups. Esto es BEAM hoy en día.”

 

¿Red social para empresas? Apuesto a que ya has oído algo de esto antes. Les pregunto a Kenneth y Wallace por la diferencia entre BEAM y LinkedIn.

“El posicionamiento en el mercado es totalmente diferente. Si tenemos un espectro de negocio con Facebook a la izquierda, nosotros estamos a la derecha y LinkedIn está en el medio. Nosotros nos centramos en hacer que sea muy fácil colaborar y hablar con otros miembros de la plataforma pero siempre con el énfasis en los negocios, así los usuarios pueden crear startups, invertir en ellas o encontrar co-fundadores más fácilmente.

Nuestro objetivo es apoyar de forma más efectiva a la gente que hace negocios, los cuales necesitan apoyo al inicio: educación sobre cómo vender, cómo adquirir clientes, cómo levantar capital, cómo contratar buenos desarrolladores, así que usamos eventos y cursos formativos para ayudarles en estos temas.”

 

Panel evento BEAM

 

Intento retar un poquito a los chicos de BEAM sugiriendo que no hay nada innovador o disruptivo en lo que hacen y les pregunto dónde reside su característica diferenciadora.

“Estoy (Kenneth) totalmente de acuerdo contigo en que no hay nada especial en lo que hacemos si miras cada elemento por separado. La plataforma online es un chat con contenido y los eventos, mejores o peores, pero no dejan de ser eventos, el concepto no es revolucionario.

Nuestra gran ventaja es que sabemos combinar todos nuestros recursos, complementamos el uso de la plataforma online, con los eventos, con los cursos de formación y con nuestra red de emprendedores y fondos de capital riesgo.

 

Nuestra propuesta de valor es simple. Si trabajas con nosotros, vas a triunfar mucho más rápido que si no lo haces. Si quieres crear una startup, lo harás mucho más rápido con nosotros. Somos capaces de llevar mucho crecimiento y atención desde los inicios, que es lo más difícil cuando estás empezando.

Si necesitas financiación, BEAM es el lugar donde buscar. A día de hoy trabajamos con más de 100 inversores y fondos, principalmente de Singapur, y si quieres formación, también te la podemos proporcionar.

Podríamos ser vistos como una “babby-sitter”. El bebé sería la startup y los padres los fondos. Ellos no pueden estar siempre ahí, así que necesitan a alguien para cuidar, apoyar y educar al bebé.”

 

Tras esta clara analogía le pregunto a Kenneth y Wallace sobre el estado actual de BEAM.

“A día de hoy estamos organizando eventos en tres países: Japón, Malasia y Singapur. Hacemos eventos cada 4 meses, además de eventos menores, y tenemos un gran evento anual al que asisten más de 1.000 personas.

En Junio de 2016 lanzamos la App de BEAM. Ya tenemos más de 12.000 usuarios registrados provenientes de Malasia, Singapur, Filipinas, Indonesia y Japón (por este orden de más a menos usuarios). La razón por la que en Japón aún no tenemos tanta tracción es porque la plataforma no está aún en japonés, nuestra presencia allí es relativamente reciente.”

 

Plataforma online BEAM

 

Como comenté al principio, ya me registré en la plataforma y pude ver que es gratis hacerlo, así que les pregunté a los chicos de BEAM cuáles eran sus fuentes de ingresos.

“Parte del dinero viene de eventos, cobramos unos 15 dólares por la entrada en la que la comida y bebida suele estar incluida. Otras fuentes de ingresos son patrocinios y cursos formativos. También tenemos programas de inmersión en los que la gente paga unos 2.000 dólares a cambio de que les introduzcamos en ecosistemas startup como el de Japón o Singapur.”

 

Como de costumbre, me intereso por los retos que han tenido que superar hasta el momento en el que se encuentran actualmente.

No hemos tenido grandes problemas comenzando BEAM. Hemos tenido muchos pequeños problemas pero ninguno grande. Al empezar una compañía, muchos de los problemas son internos: resolución de conflictos, distribución de responsabilidades, etcétera.

No tenemos un competidor claro, somos una startup rentable en la que sólo necesitamos fondos para expandirnos, nadie nos ha demandado todavía, tampoco nos han querido sacar del negocio, así que ha sido todo bastante “relajado”.

Los retos vienen más de las exigencias del mercado, ¿se aceptará nuestra propuesta de valor? ¿Estamos aportando suficiente valor a nuestros clientes? Esas han sido, y son, las principales preocupaciones.”

 

¿De dónde viene el capital inicial?

“Somos una empresa financiada por un fondo de capital riesgo, TinkBig. Vinieron a uno de nuestros eventos en Malasia y les gustó lo que vieron. A nosotros también nos gustó lo que nos proponían así que hicimos un trato. Levantamos suficiente capital para seguir funcionando durante un año más gracias a una generosa valoración.

Ahora estamos volviendo a buscar financiación, tenemos suficiente por el momento pero no queremos tener que pensar en ello cuando estemos en las últimas, mejor hacerlo ahora. Tampoco estamos interesados sólo en dinero, estamos buscando una colaboración estratégica además de los fondos, para poder así expandirnos a otros mercados en el medio plazo.”

 

¿Cuáles son los planes de BEAM en el futuro?

“Queremos consolidar nuestra presencia y operaciones en Malasia y Singapur, crecer en Japón y empezar en Filipinas.

En 2017 planeamos doblar el equipo. Ahora estamos buscando 3 personas más, una persona que se encargue de todos los programas de expansión, otra que lleve las operaciones y eventos en Japón y otra que haga lo mismo en Filipinas.

 

Equipo BEAM

 

A día de hoy sentimos que tenemos un modelo de negocio que funciona. Sólo tenemos que replicarlo en otros lugares.”

 

Me interesa bastante saber cómo eligen a qué mercado llegar primero. Kenneth me cuenta un poco las normas no escritas que siguen.

“Primero vamos a mercados en los que conocemos gente. Vamos a eventos, nos unimos a grupos de Facebook e intentamos hacer tantos contactos como nos es posible. Por ejemplo en Japón, ya conocíamos algunos inversores de Gaption, además de gente que conocí cuando vivía allí.

Ocurrió algo similar con Singapur, cuando estábamos con Gaption conocimos a más de 50 inversores y fondos. Tras esta etapa, mantuvimos el contacto con ellos, lo cual ha sido de gran ayuda para expandir BEAM allí.

 

Una vez elegido el país, tenemos que ser conscientes de las necesidades de cada mercado y adaptarnos a ello. Por ejemplo, en Singapur el ecosistema startup es más maduro que en Malasia, por lo que no necesitan que les enseñemos a conseguir financiación, ya saben cómo hacer eso. Están interesados en cosas más prácticas del estilo de: cómo puedo aumentar rápido mi base de usuarios o cómo expandir mi startup a otros mercados, ya que el suyo es bastante pequeño.

 

Evento BEAM

 

Sin embargo en Malasia es más: cómo es trabajar para una startup o qué necesita una startup para conseguir financiación. Japón es como Malasia o más “inmaduro”, y lo mismo para Filipinas.

 

En el Sudeste Asiático, la gente aún está aprendiendo sobre esto. Singapur está más avanzado que cualquier otro país de la región, pero todavía no está al nivel de China o Estados Unidos.

Una de las grandes ventajas de Singapur es que hay una gran concentración de startups. Silicon Valley tiene más startups pero también abarca un terreno mucho mayor. Sin embargo, Singapur es un país pequeño y todo está muy concentrado, lo que da lugar a infinidad de posibilidades de hacer contactos.

Hay un zona, llamada Bloque 71, en la parte oeste de la isla donde hay más de 500 startups en un mismo bloque de edificios. Esto hace que la velocidad de conexiones sea extraordinaria. Sólo tienes que golpear la puerta de al lado y ¡voila!”

 

¿Algún consejo para otros emprendedores?

Wallace se atrevió a darlo.

“Consejo es una palabra muy grande… digamos una lección aprendida de la experiencia empresarial. La velocidad de ejecución es lo esencial. Llegar el primero es difícil pero si el “timing” es apropiado tiene innumerables ventajas.

Las ideas vienen fácil, pero el mercado cambia rápido y los competidores también. La habilidad de encontrar tu espacio y ejecutar rápido en él, es la forma de mantenerse relevante.”

 

Conciso y directo, muévete rápido o muere. Con este sabio consejo terminamos la entrevista.

 

Evento BEAM Johor

 

Muchas gracias al equipo de BEAM por mostrarnos cómo reutilizar los recursos de una startup fallida para un nuevo proyecto. Queda más claro que nunca que cuando se cierra una puerta, alguna ventana se puede estar abriendo donde menos te lo esperas.

 

¡Esto es todo por esta semana! Tenemos algo grande preparado para la semana que viene así que déjanos tu correo aquí debajo si quieres que te avisemos 😉 ¡Un abrazo!

 

Sergio Molino

¡Eyyyy! Soy Sergio, un tipo de ventipico años, curioso, aventurero y amante de la innovación, nuevas ideas y, por supuesto, de Ambitious Tracks ;) Únete a nuestra aventura!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *